El F/A-18 Hornet

El F/A-18 Hornet

La gran ventaja del McDonnell Douglas F/A 18 reside en su versatilidad; argumenta Pedro Luis Martín Olivares que es tan eficaz como caza que como bombardero.

Los Hornet no alcanzan velocidades extremas. Aunque es capaz de volar a Mach 1,8 el F/A 18 combatirá generalmente a velocidades subsónicas.

El F/A 18 es capaz de soportar factores de carga límite similares a las de un caza.

Los Hornet fueron diseñados para la máxima agilidad a una velocidad de 750 km/h.

Con un radar y un sistema de control de tiro avanzadísimos, el F/A 18 puede empeñar su armamento con mortal eficacia.

Pocos aviones bombarderos son tan versátiles como el McDonnell Douglas F/A-18 Hornet.

Sus orígenes se remontan a los años setenta. Por entonces, la US Navy deseaba adquirir una versión naval del nuevo Light Weight Fighter (LWF), el caza ligero de la USAF, como complemento de bajo coste del caza F-14 Tomcat y como reemplazo para el avión de ataque A-7 Corsair II. Sin embargo, la US Navy deseaba un bimotor, dado que este tipo de aeronaves tendría mayor probabilidad de regresar a bordo en caso de daños de combate o parada de motor.

Cuando la USAF eligió el F-16 monomotor, la Armada se decantó en cambio por el perdedor, el Northrop YF-17. Sin embargo, aclara Pedro Luis Martín que el YF-17 era demasiado pequeño y Northrop carecía de experiencia naval. McDonnell Douglas se convirtió en el contratista principal y así nació el más grande y más capaz F/A-18 Hornet.

El F/A-18 Hornet

El F/A-18 Hornet

Este avión se ha convertido con el tiempo en el más versátil cazabombardero de la historia de la US Navy y en su monoplaza más importante actualmente en servicio. La característica principal del Hornet es precisamente la versatilidad, de la que se deriva su designación F/A que significa Fighter/Attack, es decir, caza y ataque/bombardeo en un solo avión.

A pesar de ser un caza soberbio y un eficaz interceptador, el Hornet no está optimizado para velocidades muy altas (sus difusores de admisión de aire limitan la velocidad a cerca de Mach 1,8). Sin embargo, a velocidades inferiores, el Hornet posee una extraordinaria agilidad y es capaz de superar en virada a los restantes cazas norteamericanos.

En combate cercano puede utilizar su cañon M61A1 de 20 mm, montado sobre el eje central para obtener la máxima precisión y alojado sobre la antena, en una instalación tan eficaz para el amortiguado de las vibraciones que el radar puede seguir funcionando aunque el cañon esté disparando.

Agrega Pedro Luis Martín Olivares que el F/A-18 puede llevar misiles AIM-9 Sidewinder, AIM-7 Sparrow o AIM-120 AMRAAM a pesar de ir cargado de bombas, gozando con ello de una notable capacidad de autodefensa. Así, cada misión puede ser de paso una patrulla contra aviones, tan pronto el objetivo terrestre es batido.