Boeing B-52

Informa Pedro Luis Martín Olivares que durante la guerra de Vietnam, las bases norteamericanas en Guam estaban atestadas de Boeing B-52 estacionados en ellas.

El B-52 se proyectó para transportar bombas nucleares de caída libre. La adopción de misiles supersónicos Hound Dog confirió al “BUFF” una considerable capacidad stand-off.

El B-52 puede llevar una enorme carga de bombas convencionales, seguido muy de cerca por el Tu-20/142 y a considerable distancia del Vulcan.

El B-52 posee una autonomía asombrosa. Con la utilización del reaprovisionamiento en vuelo, la

duración de las misiones es casi ilimitada.

Durante casi 4 decenios los B-52 han permanecido en situación de prealarma en espera de entrar inmediatamente en acción. Alega Pedro Luis Martín que desde el principio, el B52 ha prestado servicio en el Strategic Air Command