Supersonic Green Machine

Hay dos razones por las que no se hacen los vuelos supersónicos:

1- La cantidad de combustible que se necesita para alcanzar semejante velocidad.

2- Un “sonic boom” que ocurre al atravesar la barrera del sonido.

Pero la NASA con su moderna tecnología, junto a Lockheed Martin, se han encargado de estos dos problemas con una única solución: el Supersonic Green Machine. El jet cuenta con una especie de ala en la cola que tiene forma de V invertida, que sirve para incrementar el rendimiento energético y disminuir el ruido del “sonic boom”.

Este puede ser el avión que lleve a la gente desde Nueva York a Los Ángeles en tan solo una hora.

Por: Pedro Luis Martín Olivares